Ir al contenido principal

AL FINAL ES LO MISMO

Tomaré al tiempo del cabello, me daré un permiso
volveré a vivir mi vida con otras decisiones
de mi adolescencia mirar sus albores
no jugaré con carritos ni mataré lagartijas
ni leeré Edipo rey, fascinada y curiosa
ante la tragedia de una vida que estaba escrita
mucho antes de que naciera la discordia

Me hubiese vestido de coqueteria y hubiese estado bien
era bella, muy bella en esos años de avena en hojuelas
hubiese tenido sexo sin protección, amores formales


Me hubiese enamorado de ti cuando me miraste
te hubiese dicho que si y escapado contigo
me habrias hecho llorar, me habrias hecho reir
y te hubiese entregado mis entrañas virginales


Te habria parido hijos con tus ojos y mi sonrisa
navegado contigo mares en noches desatadas
como aquella que vivimos en esa playa desierta

Asi son los poemas, dejan ver más allá del alba
y comprobar que al final, todo es lo mismo
no me di el permiso de envejecer contigo
me negué a equivocarme entregandote el alma

Hubiese terminado igual, sola, abandonada
con hijos que me verian de vez en cuando
sin ti, que siempre estas acompañado
renovando el amor que con los años medra

Retornando al ahora, así me prefiero
eres recuerdo inolvidable, te quise a mi modo
pensandolo bien, que desastre hubiera sido
jamás he podido hacer un huevo frito
ni planchar una camisa o lavarte las penas
jamás nos hubiesemos dicho un te quiero
y no hubiese podido escribirte un poema


@EMILIA MARCANO QUIJADA 2011, Venezuela.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Odias los musicales? A ver que piensas después de ver estas películas

¿Te has dado cuenta que hay muchísimas personas que odian los musicales? Les molesta mucho que los actores estén teniendo una conversación y de repente ya se estén cantando sin ningún sentido. Pero hay musicales muy valiosos y que vale la pena ver.





Si tu tienes la intención de entrarle a este género y no sabes como empezar para que el golpe del canto no te sea tan fuerte, te recomendamos estas películas:



“La La Land” Esta película fue muy aclamada por la crítica y la verdad es que la trama es bastante sencilla: lucha por tus sueños. Te va a hacer cantar, llorar y seguro en alguna parte hasta te puedes identificar.
“The Rocky Horror Picture Show” Miedo y mucho glamour es lo que vas a encontrar en este clásico de los musicales. La historia cuenta como 2 adolescentes tienen que pasar la noche en la mansión del doctor Frank-N-Furter y todo lo que sucede ahí dentro.

“Across The Universe” Fan de los Beatles, si no has visto esta película fallaste como fan. Jude en un británico que viaja a los E…
Si me pierdo…
tu sexo sera la musa,
que me Hara Navegar en tu cuerpo..
mis deseos
la brujula de tus besos,
Constelación infinita
Mi universo…
Recorro tu cuerpo ,Cartografia perfecta…
Mis dedos son pincel deslizandose en el lienzo
Dibujando la batalla de los cuerpos,
O escribiendo
en el inocente vértice de tus sentimientos,
Mis mas secretos versos..
Imsonmne naufrago de este velero sin tiempo
Sin espacio...
Lo único que me ata a esta realidad es...
Dejarme llevar hacia el horizonte de tus pensamientos..

©Copyright by: Paola Authievre

Roa y su pasión por el cine

Pocos saben de la pasión que desbordaba el séptimo arte en el recordado y célebre Augusto Roa Bastos. Una aproximación a la faceta de guionista del escritor más importante del Paraguay.

Nadie duda de su genio literario ni de la fortaleza de sus cuentos, novelas y poesía. Una faceta, sin embargo, no muy explorada de su creatividad es la del guionista cinematográfico. En sus días de exilio en Buenos Aires, Augusto Roa Bastos se desempeñó como guionista de cine por más de quince años -en la década de los ‘50 y parte de los ‘60-. "(...) Lo que podría llamar el tiempo de mi ‘carrera’ de guionista se puede contar más vale por los guiones rechazados que por los aceptados y filmados”, confesó en el texto Reflexiones sobre el guión cinematográfico. Cuando tuvo que viajar a Francia para hacerse cargo de la cátedra de literatura hispanoamericana en la Universidad de Toulouse, en el año 1976, el escritor tuvo que dejar en Buenos Aires “no menos de una decena de libros de cine no filmados (el…